Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Cada criador tiene su producto preferido. Nuestra recomendación:

1. LIMPIAR: Usad toallitas de bebes con lanolina y aloe vera, arrastrando la suciedad hacia fuera. Si están muy sucios enjabonad con Betadine jabonoso o jabón con clorhexidina y a continuación pasad agua limpia y una gasa para secar.
2. PROTEGER: A continuación pasad arrastrando otra gasa por el pliegue previamente impregnada de clorhexidina en gel (Ej.: Eq-mina). Sirven también los geles de clorhexidina para encías de la farmacia.
Si huele mal es que hay infección y entonces es mejor visitar al veterinario.
En el pliegue del rabo no os olvidéis de sacar todo el pelo muerto tirando de él con los dedos.

Limpieza de pliegues
Etiquetado en: